Música
Deja un comentario

El colapso de un sistema que margina, empuja y presiona: TOSKA, la conmovedora obra de Cameio & Ruzica Flores

Una constante búsqueda de nuevas formas musicales define la obra de Cameio, nombre artístico del productor y director creativo Felipe Bribbo. A sus influencias, entre las que predominan jazz, Hip Hop, IDM, música de etnias y estructuras progresivas, se suma la sonoridad asiática tradicional y contemporánea tras su viaje a Asia en el año 2018 para estudiar música clásica India y culminar sus aprendizajes de contrabajo jazz.

A pesar de ya haber plasmado sus exploraciones en producciones para diversos artistas de la escena independiente, como Kinética, Jirafa Ardiendo, Corderolobo, El Juan, José y El Toro, la madurez y convicción necesaria para realizar su debut personal se materializa hoy con TOSKA, un EP conceptual de tres canciones que se lanza en medio de la conmemoración del estallidos social en Chile, en un contexto sociopolítico sensible, apostando para su estreno todas las fichas al conmovedor vídeo clip del sencillo que da título a la obra, realizado por el connotado realizador NJ López y en el cual colabora la rapera Ruzica Flores, quien, a través de una lírica incisiva y contestataria, representa el sentir de un país dañado y reprimido.

“Toska es la banda sonora de nuestros días, del colapso de un sistema que margina, empuja y presiona”:

En palabras del escritor ruso Vladimir Nabokov, ningún vocablo del inglés o del español traduce todas las facetas de TOSKA: “En su sentido más profundo y doloroso, es una sensación de gran angustia espiritual, a menudo sin una causa específica. En el aspecto menos mórbido es un dolor sordo del alma, un anhelo sin nada que anhelar, una añoranza enferma, una vaga inquietud, agonía mental, ansias. En algunos casos podría ser el deseo por algo o por alguien en particular, la nostalgia, una pena de amor. En su nivel más bajo, se reduce al hastío, al aburrimiento”.

A partir de esta premisa el autor encuentra la inspiración para llevar a cabo su propia idea del concepto, trabajada en conjunto con el director NJ López, quien, mediante la narración de su vídeo clip, busca exponer los límites del dolor y pesar de todo un país a través de un personaje que, metafóricamente, recorre un callejón sin salida, llegando a encontrarse a sí mismo en la oscuridad y marginalidad a la que se vio empujado, como espectador y cómplice de las atrocidades que nuestro sistema permite.

XjWuoptc “Toska es un engendro que vive hace tiempo dentro de todos nosotros, pero un día de octubre nos lo encontramos de frente y nos mostró la realidad. Se nos apareció protestando, sintiéndonos parte de algo. Con NJ teníamos la piel de gallina ese día, podíamos sentir que Toska, aún sin nombre y forma, era transversal a todos nosotros. Nació cómo un sentimiento y días más tarde se convertiría en una idea, en la intención de levantarnos y lanzar la piedra desde nuestra vereda. Sabíamos que no podía ser instrumental, no podíamos dejar fuera las palabras que teníamos para decir. Ahí fue cuando el álbum Ataraxia de Ruzica Flores sonó de fondo un domingo rompiendo el aire: “Vamos a quemar esta maldita ciudad”. Ahí me di cuenta que Ruzica debía ser la voz para el proyecto” – revela Cameio.

“Cuando Cameio me escribió, no tenía idea de lo que venía. Me contó que estaba trabajando en un proyecto musical y audiovisual y que le hacía falta la voz. Siempre acostumbrada a trabajar con amigos, esta vez me abrí a la posibilidad de oír algo nuevo, ni idea por qué. Quizás me mostró una convicción tal, que podía sentir su pasión cuando lo leía. En un modo muy pandémico y virtual empezamos a conversar a diario sobre cómo plantearnos dentro de la escena, o bien, como yo, a través de la lírica, podía expresar todo lo que tenemos dentro a punto de explotar. Leímos, escuchamos y estudiamos mucho. Nos inspiramos en Albert Camus, Billie Holiday e incluso en el monje busdista Thich Quang Duc. Comencé a escribir con esa rapidez con la que fluye un río, como una especie de vómito contenido, pues el alma de Toska era eso. No saber lo que siento realmente, pero sentirlo. Vivirlo, gritar, llorar, doler, tomar una decisión. Inmolarse, prenderse fuego, para luego pasar a la calma. La ansiada paz, que tampoco sabemos si existe, pero que al menos vive latente en el imaginario” – complementa Ruzica Flores sobre su desafío creativo.

En poco más de cuatro minutos, la obra mezcla Hip Hop y sonoridades propias de la instrumentación orgánica del jazz manipuladas electrónicamente para culminar en un trap oscuro hecho de bronces. El single además cuenta con la participación de Sebastián López (Jirafa Ardiendo) en batería y Franz Mesko en saxos. Fue grabado por Nicolás Vilaxa en Estudio Inmontauk y Charly Humos en Pupila Negra Estudio, mezclado por Andrés Abarzúa y masterizado por Chalo Gonzalez en estudio La Salitrera.

unnamed (10)

El impresionante y cinematográfico vídeo clip fue filmado por NJ López en los galpones de la ex fábrica textil Sumar y parte del arte estuvo a cargo del artista nacional Caiozzama, quién contribuyó con su obra en el diseño de la locación.

Al finalizar el que probablemente haya sido el desafío creativo más visceral de sus carreras, Ruzica Flores y Cameio reflexionan respectivamente lo siguiente:

“Toska vino a remecer y tensionar. Es una obra potente, delirante y que eriza la piel. Es directa y no tiene vendas. Estoy feliz y agradecida de ser la voz, de poder sacarme lo oscuro y transmutarlo en canción, esperando haber sido respetuosa con quienes sienten y viven atrapados en su interior, pensando en que llegará el día en que no podrán más.”

“Todos buscábamos lo mismo, crear algo a partir de una idea y no de una letra, un acorde o un beat. Crear un ambiente lo suficientemente tenso para que el mensaje resuene, que el bajo mantuviera un pulso sin descanso, que los bombos golpearan como si fuese una taquicardia, que los bronces cantaran un funeral y que todo culminara en un estado de resolución, solemne y oscuro. Cada capa se fue desarrollando casi de forma viva, buscando incorporar muchas energías externas. Así, Toska fue creciendo y se convirtió en una foto de todos nosotros, del colapso de un sistema que margina, empuja y presiona. Y una forma de entregarnos al servicio de una voz más grande, devolviendo una obra que nació sin dueños, y que siempre estuvo ahí, esperando para despertar”.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s