Cultura
Dejar un comentario

Alejandra Martí de Ópera Latinoamérica: “La inversión en cultura es clave para un país que busca el desarrollo y además liderar en innovación”

Por Ariel Álvarez

Chile, país de poetas, país de músicos, país de representantes de diversas artes como en el área plástica, actuación, y también en el mundo lírico. Hay un ecosistema y tradiciones de peso que han marcado la historia cultural del país, y como tal, nuestros artistas en más de una ocasión han tenido que recurrir a diferentes instancias para mostrar a los diferentes sectores el aporte substancial que tiene el arte en la sociedad en todo sentido.

Extrañamente las muestras más populares de cultura apuntan a la masa, pero carecen de un enfoque directo, al parecer apuestan por un espectáculo de diversión más que cultural. Lo cual no es incorrecto, pero podría verse un poco más de direccionalidad en potencia de manera correcta y directa algunas disciplinas que tienen gran potencial de convocatoria, y los cuales puede que no gocen de gran popularidad justamente por el masivo enfoque dirigido a la diversión, más que en la educación y diversificación del arte en el país.

¿Estamos frente a un enfoque poco apropiado para incentivar el consumo del arte en Chile? ¿Es Chile un país de gran potencial respecto al consumo de arte? ¿O es necesario implementar políticas diferentes que promuevan la valorización del arte partiendo desde las aulas?

Conversamos con Alejandra Martí, Directora Ejecutiva de Ópera Latinoamérica, quién nos muestra algunos puntos relevantes respecto a esta realidad con los cuales se podrían sacar nuevas propuestas que busquen democratizar y generar una buena batería de ofertas culturales con foco en la reeducación y valorización del arte, sobre todo en el arte lírico, territorio en donde se desempeña como Directora Ejecutiva de esta entidad, organización creada el 2007 en Chile, y que es integrada por teatros líricos de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, España, México, Perú y Uruguay. Su principal objetivo es difundir el arte lírico y acercarlo a la gente, a las masas, desmitificando así que este tipo de arte es solamente una expresión artística para algunos grupos, sino que es transversal para todos.

 

-Chile en el mundo artístico tiene exponentes de primer nivel, reconocidos internacionalmente. No por nada tenemos 2 Premios Nobel, y otros artistas nacionales con crecientes carreras dentro y fuera de Chile. Tú en tu cargo de Desarrollo/ Gestión Cultural, y en tu experiencia en el área de Desarrollo Institucional, ¿Cómo ves a Chile en este punto? ¿Es necesario contar con grandes presupuestos para montar instancias de desarrollo artístico, específicamente en la Ópera?

Por lo general, en países donde aún hay que solucionar problemas como por ejemplo a nivel de sistemas de salud y educación, y que aún existe un porcentaje de la población bajo la línea de la pobreza, la cultura nunca va a tener una gran partida presupuestaria estatal. En muchos de nuestros países en Latinoamérica, Cultura es lo primero que se recorta. Ya lo vimos en Brasil hace unos años atrás con la eliminación de la cartera, en Argentina es uno de los Ministerios que se transformó en subsecretaría, por una crisis mayor, y ahora en Chile desde el Ministerio anunciaron que habrá una reducción en los aportes directos. En ese sentido creo que es clave el rol del mundo privado. Chile tiene la gracia de estar en un sistema mixto entre el europeo y el americano. Las donaciones de compañías privadas han ido aumentando según el uso que se le da a la Ley de Donaciones Culturales desde su creación. Ha habido un aprendizaje desde el sector privado hacia el uso de esta ley, y ahora toca profundizar esta alianza y fomentar las donaciones individuales y las donaciones vía herencias, que es a mi juicio lo que no está aún tan desarrollado. Con esto te digo que no es sólo el rol del estado el subsidiar la cultura, si no también del mundo privado en sus acciones de RSE y de las personas vía donaciones individuales.

-Alejandra, sabemos que en Chile el arte no goza de los incentivos que sus pares en otros países. ¿Cuál es tu visión sobre esta situación?, ¿El Gobierno es un jugador clave en el desarrollo de este?

Creo que el Chile si hay incentivos como por ejemplo; las leyes de fomento a la creación en diversas disciplinas como la música, la danza, el cine, el libro etc. El Gobierno es un promotor de políticas públicas las cuales deben ser diseñadas en razón de las necesidades del sector y sus actores. Las acciones, medidas regulatorias, leyes y prioridades de gasto se desprenden de estas.

Cuando los gobiernos no están alineados con el sector o no hacen un correcto análisis de las necesidades de este, o a veces de una parte de ellos, se deja de avanzar. En el caso específico de la ópera, creo que no hay aún un apoyo a nivel de fomento, ya que se ha apoyado vía la asiganción de recursos a instituciones específicas. Pero no por medio de planes de fomento a los artistas que son los creadores, y eso ha hecho que haya poca nueva creación y poca compañía independiente, que son quienes traen la innovación y dinamizan el sector.

-¿Es la Ópera una herramienta con potencial de formación?

La ópera como cualquier disciplina artística es una herramienta con gran potencial de formación integral de niños y jóvenes. Cuando las artes escénicas son utilizadas como métodos pedagógicos tienen la virtud de formar habilidades como el trabajo en equipo y la creación e innovación colectiva. Capacidades profesionales tan relevantes hoy para el aumento de la productividad e innovación en las empresas, por ejemplo. Keith Sayer, psicólogo americano, tiene interesantes estudios y conclusiones al respecto y te da incluso una mirada más práctica. Cuando se habla de arte y música en general, la gente lo ve como recreativo.

Poder probar que también es útil en educación es un gran avance sobre todo para aportar en la formación integral del ser humano y de esta forma mostrar que la inversión en cultura es clave para un país que busca el desarrollo y además liderar en innovación.

La ópera en particular es una de las artes escénicas más completas en sí misma, ya que comprende a muchas otras disciplinas, entre ellas; la música, el canto, la danza (en algunas ocasiones), el diseño de vestuario y de escena, el teatro por la dirección de escena con respecto al movimiento de los cantantes y la dramaturgia de la obra, la iluminación, etc.

-¿Crees que el arte en el aula escolar puede ser reestructurada, y replanteada para generar un nuevo discurso a nivel social?

No soy una experta en educación como para plantear restructurar el aula. Si creo que a nivel curricular la música, las artes escénicas, las salidas a centros culturales y teatros nacionales deben tener más espacio de lo que actualmente tienen. Ese nuevo discurso se creará una vez que desde el sector consigamos esos espacios. Y es muy relevante, porque a la hora de ir a levantar recursos en el mundo privado, tema que me ha tocado toda mi carrera profesional, muchas veces en esos profesionales no encuentras sensibilización al respecto. No hubo aprendizaje en la escuela ni luego en la universidad. Entonces, tienen ejecutivos de empresas y empresarios, viviendo al margen de la actividad cultural del país. Lo que hace aún más difícil que apoyen las causas de este tipo.
A nivel de nuestra Organización en el tema educativo nuestra apuesta es tecnológica. Estamos trabajando con algunos ministerios de cultura para implementar la version educativa de Palco Digital del Teatro Real de Madrid, y llevar las óperas, ballet y conciertos vía streamings a las aulas. Junto a un trabajo pedagógico asociado. Creemos que esta es la manera en que podemos apoyar el desarrollo de la educación artística de forma masiva y con alto impacto.

-¿El impacto del arte lírico en la familia se puede incrementar? ¿Cuál sería la fórmula para esto? O bien, ¿cuáles estrategias tú has visto que funcionen?

La principal estrategia para impactar en la familia es que todos los teatros y centros culturales tengan actividades especiales para ella. En horarios, precios y programación adecuadas. Si no, es imposible que esta asista. Son muchos los casos exitosos en Chile como CCPLM, Teatro del Lago, Mavi, Corpartes, Municipal de Santiago, entre otros. Hay muchos otros que aún no se deciden a invertir en programas especiales. En países europeos como Rusia y Alemania, que tienen una tradición de cultura, el trabajo con los colegios desde los centros culturales podría no ser necesario, ya que el sistema escolar incluye estas disciplinas en su malla. Todos los niños tocan un instrumento y los padres están super preocupados que así sea. En Chile esto no pasa, por ende, en un modo subsidiario los teatros, museos y centros culturales que hemos visto la oportunidad, hemos implementado programas de educación artística.

-Sabemos que vienes de realizar un viaje por Rusia. ¿Cuáles son tus observaciones sobre el desarrollo artístico de ese país?

Si bien fue un viaje por motivos personales, dediqué parte de mi tiempo allá de visitar teatros y tener reuniones con varios de ellos. Rusia es un país que siempre me llamó la atención por su tradición musical y cantidad de compositores como Prokofiev, Shostakovisc, Rimsky Korsakov, Tchaicovsky entre otros. Incluso durante la época soviética hubo fomento y se mantuvo la creación, bajo los criterios del partido por supuesto.

El sistema de teatros ruso se divide en 3 niveles. El Nacional, Federal y Municipal. Durante mi viaje pude visitar 6 teatros distintos en San Petersburgo y Moscú y fue super interesante. Hay que pensar que cada una de estas dos ciudades tienen más de 100 teatros cada una. En el solo centro de Moscú hay 6 opera houses en el centro de la ciudad, cada una con orquesta, coro, ensambles de solistas y talleres. Prácticamente todos los días puedes ver una ópera y las salas están siempre llenas. Claro que hay una parte importante de turistas que asisten a los teatros más populares como el Mariinsky y Bolshoi. Pero en los otros que fui que son menos turísticos estaban a full capacidad con público local. Es impresionante.

-¿En qué se encuentra actualmente Ópera Latinoamérica y cuáles son sus planes a futuro en Chile?

OLA es una Organización que si bien, fue fundada el año 2017, por varios teatros Latinoamericanos, entre ellos el Solís de Montevideo, Bellas Artes de México, Colón, Sao Paulo, y Municipal de Santiago, recién desde marzo de 2017 contó con una administración propia y personalidad jurídica. Además de esto, se trazaron ejes estratégicos y objetivos de mediano y corto plazo de los cuales como Directora Ejecutiva me toca liderar.

Ha sido muy interesante la recepción que ha tenido la Asociación en Chile, por medio de la integración de nuevos teatros chilenos como el CEAC, Teatro Regional de Rancagua, además de los que ya estaban como el Teatro del Lago y Municipal de Santiago. Lo que ya te da un número interesante para pensar en proyectos comunes y de circulación.

Al margen de esto, el desafío también ha sido desarrollar servicios para departamentos de los teatros que son clave, como el técnico y de comunicaciones. Esto lo hemos implementado por medio de los foros. El primero en marzo 2018 el Foro Técnico en el Teatro Colón y ahora el Foro de Comunicaciones en el Teatro Nacional Sucre en Quito. En donde asisten los directores de área de cada uno de los teatros. Es un networking muy relevante para todos ellos y se comparten prácticas.

Junto a lo anterior, hemos diseñado servicios tecnológicos como Escena Marketplace, la primera plataforma latinoamericana de comercialización de producciones de ópera y ballet ya estrenados y un sistema de gestión de inventarios que estamos trabajando con la empresa chilena Mada. Esto último lo estamos prototipando con el Auditorio de Tenerife y luego de unos meses será lanzado al mercado.

-Tocando un poco este último punto de Escena Marketplace ¿Cómo fue el cambio de estar en una plataforma tradicional de difusión a una más ad hoc a las tendencias tecnológicas?

Las plataformas tradicionales de difusión han sido básicamente las reuniones presenciales y catálogos de espectáculos. En Latinoamérica no había existido una plataforma tipo e-comerce o marketplace. Existen plataformas locales y privadas en algunos países, pero Escena busca una conexión internacional y abierta a quien quiera entrar en este negocio y comprar o vender operas y ballet. La apuesta es justamente a que entren más jugadores, y ampliar la industria.

Sobre Ópera Latinoamérica OLA

Ópera Latinoamérica OLA, es una organización sin fines de lucro que agrupa teatros de ópera iberoamericanos cuya misión es difundir y promover el arte lírico en la región. Creada en 2007 en Chile, está integrada por instituciones de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, España, Estados Unidos, México, Perú y Uruguay, que cada año se reúnen para trazar nuevos énfasis y objetivos. La presidencia la encabeza el Teatro Colón de Buenos Aires, y su directorio lo forman el Teatro Solís de Montevideo, Theatro Municipal de Sao Paulo, Instituto de Bellas Artes de México y el Teatro Real de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s