Agenda, Arte
Dejar un comentario

Exposición “Mundo situado” propone un ajuste de perspectiva en el MAVI

La exposición “Mundo situado” busca generar espacios de cobijo para contrarrestar la violenta ficción de un progreso ilimitado. A partir de gestos mínimos y de baja tensión, se busca activar ajustes que enlacen diversos saberes orientados al bien común, la autonomía y la solidaridad entre seres vivos, fenómenos físicos y entidades geológicas. Estas obras proponen desplazar la identidad del ser humano como individuos del presente, para reconocerla en la materia, proponiendo lenguajes transversales que puedan restituir relaciones de armonía entre las especies y los objetos. Reponiendo así la carga simbólica y ritual de materiales que, en otras circunstancias, conformarían un objeto científico manipulable, externo a nuestro ser.

Obras de los artistas daneses Mille Kalsmose, Lea Porsager y Uffe Isolotto, junto a una gran instalación del chileno Juan Pablo Langlois, se reúnen en el Museo de Artes Visuales MAVI. Se presentan como resultado de exploraciones críticas a tiempos y lugares muy diversos, reales, virtuales e imaginados, proponiendo situar el mundo desde una perspectiva radical, orientada por una lógica horizontal.

La mutación radical que estas obras provocan comienza por asumir que el sistema de conocimiento, fundado en la distinción entre cultura y naturaleza, entre humanos y el resto, ha quedado obsoleto. Dar por superada esta mirada, implica la eliminación de las oposiciones binarias y la integración de dimensiones diversas, desde la afectiva hasta la multi-perceptual. Incluso, a hablar en lenguajes que repongan el balance entre la cultura, la política y la economía de todos los seres.

Los trabajos reunidos aquí nos enfrentan al miedo de nuestra propia aniquilación y abren paso a relatos, a veces ficciones, que nos permiten experimentar metodologías basadas en saberes prácticos, intuitivos, ajenos, autónomos y sensibles, ligados a una conciencia asociativa. Una energía en fricción, incontenible y necesaria, traspasa la membrana del interregnum histórico, situándose desde la inmanencia, en un tránsito entre la incertidumbre y la certeza del fin.

La 14 Bienal de Artes Mediales de Santiago, titulada El cuarto mundo, se realiza hasta enero de 2020 en veinte espacios de Santiago, como el Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo de Arte Contemporáneo y el Centro Nacional de Arte Cerrillos. Esta décimo cuarta edición está dedicada a observar, pensar e imaginar El cuarto mundo, un lugar que nos permite reflexionar sobre la actual relación entre las personas y el ecosistema.

El nombre de la Bienal está inspirado en la escultura homónima de Carlos Ortúzar (1935-1985), la obra se erigió como una crítica frente a la distinción entre “primer, segundo y tercer mundo”, división que expandía los efectos de la revolución industrial a una escala global y separaba al mundo en diferentes clases sociales, mientras que el concepto “cuarto mundo” se acuñaba para designar la porción más marginada del orden desarrollista.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s