Arte
Deja un comentario

El Muro de Berlín de las Disidencias

Disco de Redacción: Motomami de Rosalía.

Comenzó a viralizarse un mural ubicado en el parque San Borja y mientras un usuario consultaba “¿Qué opinamos?”, mi amigo Alvarito me preguntaba si me daba vergüenza mi opinión sobre aquella obra: me es indiferente.

El mural mostraba en uno de sus cuadros llamado “muro de los deseos” distintas escenas explícitas de sexo. Este cuadro particular forma parte de un extenso mural ubicado a las afueras del parque que recuerda distintos momentos históricos de la diversidad junto con víctimas y personajes icónicos. Mural precioso por lo demás.

Y la verdad es que sí, me es indiferente. Hasta que claro, comencé a leer otras perspectivas de distintas personas.

Uno de los argumentos en contra de este mural fue el relacionado con los niños “¿Alguien quiere pensar en los niños?” lo cual me trae la duda ¿Es arte la muestra explícita sexual en un parque que no sólo lo frecuentan personas de la diversidad? ¿Cuándo es disruptivo y cuándo es violencia sexual? Es violento ver imágenes de desnudos sin un consentimiento previo. ¿Cuál es la diferencia entre un arte disfrazado de erótico versus la foto del pico que te manda alguien a pito de nada?

Esto me recuerda mucho a la manifestación donde unas personas con cara de políticos fachos se introducían dildos a modo de burla. A modo de performance estaba bien. Lo que estaba mal es que fue a las 3 de la tarde con muchas personas marchando. Y claro, la simbología de que el penetrado está siendo humillado. De protesta pasamos a la ridiculización de quien es penetradx.

No hay que ser disruptivo ni vanguardista para entender que la parte del Muro de los Deseos del mural era violento.

Pero claro, la rama no cae lejos del árbol. Pensar en los niños que verán el mural (que ahora está censurado) no quita que estén expuestos diariamente al sexo y a la violencia ¿O creen que lo único que está mal es este mural? ¿Acaso las personas preocupadas conocen la violencia de los juegos que ellos tienen en sus celulares? ¿Saben qué tipo de contenido consumen sus hijxs? No seamos hipócritas y menos usemos ese argumento pasao a LGBT+fobia para aplicar censura.

Tampoco seamos tan hipócritas de horrorizarnos cuando hace un tiempo atrás el Chueca Bar fue vandalizado borrando toda su preciosa fachada por pintura blanca debido a que, al parecer, manifestaciones artísticas lésbicas eran violentas según los weones que dañaron el bar.

Si bien, a mí no me horroriza, el mural sí les da argumentos a personas conservadoras para ligar la homosexualidad con la pedofilia y al arte homoerótico con burla y comportamientos degenerados.

Y claro, mientras se rasgan vestiduras con alturas morales propias y defensas extremas al mural, pasamos de largo el hecho de que hace una semana un guardia de la Blondie golpeaba a personas que iban a recuperar un celular diciéndoles “tanto que webean maricones culiaos” y un joven trans junto con su amigue no binarie recibieron una golpiza este día mientras almorzaban en un restaurante de comida China.

Y retomando el cuadro del mural ¿Quién necesita ESI? ¿Lxs artistas o quienes están en contra? ¿Es una expresión artística cuando el mensaje no es claro? Y de ser así, que los padres de lxs niñxs le expliquen. Y surge otro cuestionamiento ¿Cómo queremos que el/la adultx responsable le explique al/la niñx si estamos profundamente faltxs de Educación Sexual Integral?

¿Se debe impactar a cualquier costo? No lo creo. Porque este impacto potencia a quienes se llenan el hocico con la biblia en mano para justificar agresiones donde, por lo bajo, se lee que todxs somos degeneradxs.

Bajo el cuadro del Muro de los Deseos se puede leer “Es legítimo para mí crear arte porno. Es legítimo utilizar mi arte como arma contrasexual”. En la frase suena hasta lindo, pero ¿De verdad es conservadurismo o causa más daño a la diversidad de lo que buscaba originalmente?

Luego de visitar el mural, pasé de la indiferencia a la preocupación. Porque es sólo cosa de tiempo que aparezca la polémica del mural en la televisión y así, quien ve ese contenido, tener el argumento para poder seguir perpetuando todo lo que el mural completo no buscaba: el daño a la comunidad LGBTIQA+.

Publicado originalmente en https://danicgarcia.wordpress.com/

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s