Lifestyle
Deja un comentario

Portal Borde Río Maullín: El sueño por un espacio libre, ecológico, familiar y protegido

Texto Fundación Legado Chile

El nacimiento del río Maullín, en la ciudad de Llanquihue, da inicio a uno de los grandes ríos libres de Chile, el que fue declarado Santuario de la Naturaleza en 2019. En dicho lugar se está gestando una iniciativa inédita en la Región de los Lagos que busca recuperar el borde urbano del río Maullín como un espacio natural para su conservación ecológica, uso público, cultural y cuidado del Santuario de la Naturaleza.

Hasta la fecha, el borde del río ha sido un espacio que se ha caracterizado por los problemas de contaminación, inseguridad y la falta de flora nativa, la que alcanza solo el 5%.

Dado lo anterior es que Fundación Legado Chile, en conjunto con la Municipalidad de Llanquihue, está trabajando en aunar los deseos y demandas de la comunidad, en un gran plan que permita generar una ocupación y apropiación consciente del borde del río.

Aunar iniciativas

Álvaro Durán Contreras, Coordinador de la iniciativa para Fundación Legado, comentó que los esfuerzos por integrar el río a la ciudad se remontan a varias décadas.

“En los ‘60, se realizó la tala de la vegetación riparia con objeto de facilitar la navegación del cauce. En los ‘80, por medio del plan regulador (vigente en la actualidad), los bordes del río fueron designados como áreas de riesgo y áreas verdes con miras a su consolidación como parques urbanos, definición que se ratificó el 2018 en el Plan Regulador en trámite”.

Sumó que en el área se han realizado proyectos de diverso tipo a lo largo de la última década, entre los que destacó el Paseo de las Esculturas por el borde sur, las limpiezas comunitarias y el primer festival “El Origen del Maullín”.

El coordinador destacó que, debido a que el río es multifuncional desde una perspectiva ecológica y social, serán necesarios esfuerzos paralelos al momento de ir trabajando en generar un plan común.

“Algunos van a ir más en la línea del cuidado y restauración de la naturaleza, otros tendrán que ver más con la comunidad”, señaló. En esa línea, informó que hasta la fecha, desde Legado Chile, se ha trabajado en generar diagnósticos que permitan conocer el estado actual de la zona que se quiere intervenir, con el fin de poder tener una mirada más concreta a los desafíos existentes.

De hecho, durante el año 2021 y 2022 se implementaron una serie de instrumentos, entre consultas ciudadanas, encuestas, mapeos participativos y mediciones de terreno, con el objetivo de conocer cómo sueña la comunidad de Llanquihue el portal de entrada al Río Maullín y cuáles son los problemas o desafíos que afectan el lugar y a sus ocupantes.

Entre los desafíos o amenazas más mencionados están los rellenos con basura y escombros, RILES, la sensación de inseguridad, la pérdida casi total de la cobertura vegetal original y fauna nativa asociada, entre otros. De hecho, el 61,1% de las personas que respondió los instrumentos indicó que la naturaleza en la zona urbana del río Maullín no crece sana debido al descuido de las personas. Mientras que el 50% considera que es un lugar inseguro en el que no se puede transitar con tranquilidad, debido a la falta de iluminación y accesos.

En lo que concierne al futuro del Portal al Santuario de la Naturaleza, de cara a su aprovechamiento como espacio de recreación, contemplación, encuentro ciudadano y de vida silvestre, la comunidad destacó su sueño por un parque familiar, un espacio turístico, libre de contaminación, donde se proteja la naturaleza.

Carla Olivares, Encargada de Relacionamiento Comunitario de Fundación Legado Chile, indicó que lo anterior se pudo constatar en las diferentes instancias de consulta a la comunidad.

“Fue objetivo central durante dichas consultas reconocer las necesidades, así como potencialidades y recursos tanto del sector, como del capital humano y comunitario, fundamentales para que el proyecto tenga sentido de pertenencia y sostenibilidad”.

Fue entonces, que a través de los distintos procesos participativos, se priorizó en conjunto con la comunidad de Llanquihue y en particular con vecinas y vecinos cercanos al sector donde se emplaza el nacimiento del Río Maullín, la necesidad de construir un espacio destinado principalmente al desarrollo recreativo de niñas y niños.

Futuras Acciones

 

Respecto a las acciones que se vienen durante los próximos meses, Andrés Riveros Cristoffanini, Coordinador de Planificación y Diseño del Paisaje de Fundación Legado Chile, indicó que durante los próximos meses se va a iniciar una obra de confianza, la que se proyecta como una acción inicial que permita catapultar el comienzo del plan.

En esa línea, explicó que después de meses de consultas a distintos actores de la comunidad, donde se preguntó por preferencias de espacio y usos del lugar, se definió hacer una intervención en la forma de un juego para niños en la ribera norte del río, en la zona urbana.

El objetivo de dicho juego, será entregar un primer elemento a la comunidad que permita usar el espacio en línea con los deseos establecidos en los instrumentos de medición.

“Estamos trabajando en un diseño que recoge varias ideas de manera simultánea. Por un lado, que sea un elemento que se armonice con el paisaje cultural del borde río, la relación con el entorno inmediato y su uso como juego o mueble urbano. Por otro lado, queremos que el juego sea un soporte de actividades de educación socio-ambiental, siendo por sí mismo un relato metafórico del río mismo, en el cual estamos destacando tres tramos: (1) origen urbano, (2) bosque hundido o hualve y (3) estuario y apertura al mar”, explicó.

Una vez inaugurada la obra de confianza -entre octubre y noviembre-, se espera pasar al establecimiento de una mesa intersectorial en la que se puedan levantar voluntades para continuar con la iniciativa y cumplir así con el sueño de un espacio libre, ecológico, familiar y protegido.

El Santuario de la Naturaleza

El río Maullín fluye sin interrupción por 85 kilómetros de extensión, formando un estuario de alto valor ecológico a una escala interhemisférica para aves playeras y migratorias, el que fue declarado como Santuario de la Naturaleza en 2019, otorgando protección legal a más de 8.000 hectáreas de humedales.

Una de las mayores singularidades del río Maullín, es que su cauce está cubierto por bosque; los árboles no se limitan a las orillas, sino que se desarrollan en el mismo lecho del río, formando un verdadero bosque inundado, siendo una de las mayores extensiones de bosque pantanoso continuo de Chile.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s