Arte
Dejar un comentario

Entrevista Eva Hajnal promotora de arte en L’Espace Valparaíso

Caminar por Valparaíso tiene un efecto brillante en la creatividad de quien sea que disfrute de esta experiencia. Sus edificios del siglo pasado, las pequeñas calles escondidas que se descubren conforme se va recorriendo el puerto y sus cerros llenos de colores y arte, inspiran e invitan a la contemplación. Además, al ser una ciudad emplazada junto al mar es imposible no evocar nostalgia y ganas de apreciar grandes obras mientras se observa el horizonte.

Valparaíso es una ciudad cultural por excelencia y es en este contexto que nos encontramos con la chilena Eva Hajnal quien vivió 25 años en París y en 2007 decidió retornar a su país de origen para comenzar una nueva vida más tranquila lejos de la vorágine. Llegó a Chile acompañada de sus dos hijos y se instaló en Valparaíso donde vive parte de su familia más cercana la mayoría ligada de una u otra forma al arte y la cultura, como su tío el pintor surrealista Mario Murua.

Han pasado 11 años y hoy es una reconocida galerista de arte, dueña de L’Espace en Cerro Alegre ampliamente visitado por chilenos y extranjeros tanto turistas como residentes en el puerto más famoso del país.

Cómo es cambiar París por Valparaíso, ser promotora de arte en Chile y al mismo tiempo una artista, es parte de lo que nos contó en la siguiente entrevista.

-¿Cuándo y cómo nace L’espace? ahora estás en Cerro Alegre, pero también tuviste una galería en Cumming.

Este proyecto yo lo tenía desde que vivía en Francia, que era hacer un espacio polivalente donde hubiese arte, también la parte audiovisual porque yo soy productora y hago cámara, entonces la idea era crear un vínculo. Cuando llegué a Chile, a Valparaíso abrí el primer espacio en Cumming y no había nada de arte era más bien puro carrete, la gente después de las fiestas terminaba tirada en la calle, nos encontrábamos con botellas rotas, etc. Era bastante caótico, pero lentamente comenzaron a cobrar importancia estos locales de arte y libros. Valparaíso siendo una ciudad de carrete por el tema universitario, fue mutando. Era una lucha entre los graffiti y quienes hacían mural y vemos que se respetan.

-¿Te gustaría destacar algunos de los trabajos que se hicieron en la galería de Cumming?

Bueno con Mario Murua hicimos varios proyectos, exposiciones, en algún momento también creamos vínculos con pintores de Santiago y queríamos demostrar que también se podía exponer acá. Ahora ese espacio se mantiene cerrado por un tiempo pero tengo este espacio en el Cerro Alegre donde hay otro tipo de público, más turístico y comercial.
Hay más extranjero, acá hay una apertura hacia fuera. Obvio que ellos no pueden comprar cuadros grandes pero si son sensibles a encontrar un lugar donde hay 10 artistas diferentes.

-¿Hace cuanto tiempo estás acá?

5 años y en la otra 10. Viví en Viña pero al tiro opté por Valparaíso. En Francia estuve 25 años, llegué a Chile en 2007.

-Siempre se dice que Valparaíso tiene mucho de París en forma y fondo. ¿Qué opinas de eso?

Yo encuentro que acá nada se parece a París ni a ninguna parte. Chile es como un país aparte, es un terminal, realmente tienes que querer venir para acá. No pasas por acá. Yo venía escapándome de una vida citadina, lo que menos quería era pasar horas en el auto, andar corriendo para arriba y para abajo…por lo mismo no quería Santiago que es una locura y está tan contaminado. Yo quería algo más trivial, un lugar donde toda la gente se saluda –porque hay que decir que eso es Valparaíso-, donde se respira, se ve el mar, se observa el horizonte, etc. Cuando llegué encontré que no pasaba nada acá, la calles llenas de hoyos que aún es un poco el caso pero se va arreglando, creo que ahora hay más conciencia. Pero al inicio para mi era muy sucio lo que no deja ver lo que en realidad es esta ciudad. Con el tiempo debes cambiar tu óptica para descubrir lo que Valparaíso tiene para darte. Yo sabía que había que optar por esta ciudad porque hay una historia y tradición respecto del arte.

-Y como galerista, ¿cuál crees que es o son las tendencias artísticas que se están dando en Valparaíso?

Acá el medio de muy pequeño, la gente se encuentra en todas las inauguraciones, son las mismas personas. Estoy un poco cansada de eso por lo tanto creo que hay que generar más alianzas entre los artistas de diversas ciudades más que solo potenciar lo de acá. Ahora hay un interés de a poco porque la ciudad se ha ido transformando. Muchas personas están dejando Santiago para venir a probar acá. Se está formando una población cosmopolita que está interviniendo la ciudad. Falta más comunicación ente los artistas porque su tendencias es a ensimismarse y hay que hacer comunidad.

-Y hoy en día estás pintando y exponiendo, ¿cómo va eso?

Durante mucho tiempo promoví artistas, ahora estoy dedicada a mi propia carrera también. Estoy pintando y me han hecho algunos pedidos, incluso de obras que hice en el pasado. Hace un tiempo hablaba con algunos pintores si hacen eso de reproducir sus propios cuadros y me dijeron que si que se hace, yo era súper purista con eso. Recapacité y comencé a mirar mi pintura, creo que estoy retomando mi estilo.

-¿Cómo lo definirías?

Creo que es neoimpresionista con un toque indigenista, trabajé mucho tiempo con los aborígenes del amazonas. Es un mix, una fusión de estilos. Yo misma me sorprendo porque no había entendido mi pintura y ahora si.

-Es interesante tu paleta igual, hay cálidos y fríos en un mismo cuadro…

Debe ser el lado latino y el europeo. A veces son tonos muy suaves, pero siempre tienen una connotación más cálida con tonos tierrosos. Es como si estuviera entre esas dos gamas. Es como frío y caliente… y en la vida es lo mismo. –ríe-.

-¿Qué proyección tienes para la galería?

Estoy trabajando mucho con la xilografía, las técnicas del grabado, linóleo, con un mix de pintura. Me gustan los procesos que aunque son complicados en mi cabeza cuando logro estamparlo son coherentes. También estoy haciendo escultura de papel maché con estructura de alambre. Y también buscando el movimiento entre Santiago y Valparaíso. Además quiero proponer a artistas el publicar libros con prensa hechos al estilo clásico mezclando poesía y arte, eso no hay que dejar de hacerlo. Me parece bueno el libro como formato, especialmente el catálogo. Lo más interesante sería que la elite fuera más generosa y que los artistas que no tienen plataforma tuvieran un espacio para mostrar lo suyo. Me pasa que soy galerista pero también artista por lo tanto los veo como mis pares.

-Porque hay galerías que más explotan a los artistas que promoverlos…

Es que ellos hacen comercio, yo no trato de componer con los artistas. Es otro el intercambio. Voy descubriendo personajes de toda índole. Lo ideal es que la parte humana vaya con la artística.

-¿Se puede separar la obra del artista? Es un tema que se está discutiendo mucho, respecto de los casos de acoso y abuso sexual.

Me cuesta separar el ser humano, su espíritu con la obra. Creo que va en conjunto. Hay gente muy tortuosa que trabaja en la parte maldita del arte, pero la verdad es que yo con mi experiencia me he hecho una idea, hay artistas que evito, puedo admirar lo que hacen pero me cuesta disociar eso. A mi me cuesta promocionar a alguien que no tenga un buen fondo como humano. He tenido que descubrirlo en el camino, es un conflicto. Usted no puede ser un buen artista y no una buena persona. Me parece complicado. Ahora trabajo con gente con quienes puedo encontrar un punto de encuentro en el aspecto humano.

-¿Con qué se encontrarán los visitantes de L’Espace?

Tengo artistas muy diferentes de estilos, técnica y precios. Mario Murua, Mauricio Ojeda, Castañeda, entre otros. También artesanía porque estoy creando un vínculo con Marruecos donde estoy trabajando en una producción audiovisual así que tengo productos de allá. El espacio de Cumming será renovado con una línea más de comida saludable y mezclar arte con café.

This entry was posted in: Arte

por

Directora Sour Magazine. Periodista amante de la cultura y las artes. Durante más de 8 años trabajó como editora periodística en el área de Estilo de Vida de Betazeta, con gran alcance internacional. Cree firmemente en que la democratización y desarrollo del arte nos garantiza una transformación social. En Instagram: @Dleigthon. En Twitter: @Dleigthon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s