Arte
Dejar un comentario

Inti Castro: “Se están generando oportunidades para que los artistas puedan vivir de su trabajo”

Inti Castro es reconocido en el arte urbano a nivel mundial, gracias a su trabajo imparable e identitario se ha convertido en un embajador creativo de Latinoamérica en el resto del planeta.

En abril de este año regresó a Chile -actualmente reside en Barcelona (España)- para participar del Festival Barrio Arte 2018 que acaparó gran atención debido a los murales de gran formato que se pintaron en distintos puntos de barrio Bellas Artes en Santiago.

Con más de 20 años de carrera, parte de su formación la realizó en la Escuela de Bellas Artes de Viña del Mar, sin embargo, es en la práctica, en la calle y sus muros donde ha forjado su lenguaje y estilo.

Durante su participación en Barrio Arte realizó un imponente mural junto al mítico pintor chileno Alejandro “Mono” González (Brigada Ramona Parra) haciendo una dupla que trasciende generaciones.

En su paso por Chile, además, aprovechó de presentar en Centro Cultural Gabriela Mistral (GAM) su nuevo libro “INTI” con 240 páginas en tres idiomas (francés, español e inglés) que muestran lo mejor de su obra emplazada en diversos países. Esta es una edición de lujo en gran formato editado por editorial Ocho Libros.

El lanzamiento de su nuevo libro estuvo acompañado de seguidores de su trabajo y personalidades del arte nacional. Durante la conferencia Inti conversó con el público sobre cómo ha sido su camino de la mano del street art y su inspiración a la hora de crear nuevos proyectos pictóricos.

“Hay una cosa que quiero contar, lo difícil que fue traer el libro acá el cual se produjo en Francia con unos estándares de impresión un poco diferentes a lo que se suele hacer acá. Hicimos los cálculos con Horacio para traerlo y llegaba a tener un precio de 100 mil pesos con importación y todo le tema. Entonces pensé “nunca va llegar a Chile”. Insistimos mucho y en un momento Gonzalo (Ocho Libros) en un acto de absoluta entrega me dice que lo haremos pero que no vamos a ganar ni uno, lo vamos a traer porque hay que tenerlo no más. Hicimos varias gestiones y logramos llegar a un precio muy similar al que se vende allá. Yo sé que eso no es un buen negocio para nadie, pero sé que todas las personas que están en torno a este libro están por algo más allá que el propio negocio. Desde el momento que te proponen hacer un libro de esa calidad…es lo mismo que me dijo el Mono González cuando le propuse hacer el mural, le comenté: “Maestro hagamos un mural”, me dijo ¡ya! Cuando quise explicarle cómo, me respondió que no importaba; ¡Hay que hacerlo! Son ese tipo de ideas que no importa cómo, quién paga, ni en qué condiciones, hay que llevarlas a cabo. ¡Gracias a Ocho Libros!”, comentó Inti.

Ibiza, España (2014)

Respecto del impacto que ha generado el arte urbano en Chile comentó que: “No creo que sea a raíz de lo que yo he pintado lo que está ocurriendo, se trata de un fenómeno mundial. En Chile se puede estar viviendo un poco más atrasado. De alguna manera me quedé con la idea de lo que yo vi hace ocho años acá, pero creo que esta vez, que me he podido quedar más tiempo, he tenido la posibilidad de conocer a otros artistas, hay un gran cambio. Y no solo en la calidad de los artistas, porque siempre hemos tenido grandes creadores, por equis razones en Chile siempre terminan trabajando en una empresa de publicidad, como diseñadores gráficos o algo les impide poder seguir con su carrera como pintores. Pero ahora la pequeña diferencia que veo y que va a repercutir, es que sí se están generando oportunidades para que los artistas puedan vivir de su trabajo, con personas como Esteban Barrera rescatando recursos que perfectamente podrían haberse ido a publicidad en la televisión pero, en cambio, la han invertido en proyectos artísticos. Y eso, de una u otra forma, ayuda y potencia a estas personas a que no se vayan ni dejen de producir arte y así que la gente tenga la posibilidad de ver más obras”.

Un punto interesante se destacó en la conversación respecto del rol de las marcas en relación al street art que tiene una identidad contestataria y disidente. “Estoy feliz con lo que está pasando aquí, con un poco de miedo igual hay que decirlo. Por qué, porque cuando comienza a haber dinero de estas instituciones se empieza a guiar, algo de lo lindo que tiene Chile es cómo se produce, hay una libertad y una mayor exploración. Cuando empiezan a haber inversiones, cuando alguien comienza poner dinero, sea directa o indirectamente, se inicia el control. Yo no sé cómo irá a evolucionar la cosa acá, pero he visto en otros países donde sí se vive de esto, comienzan a tener todos casi la misma estética y se hace lo que le gusta a la gente y a la municipalidad, y se vuelve una especie de decoración. Espero que eso no vaya a ocurrir aquí”, agregó.

Museo a cielo abierto de San Miguel. Santiago, Chile (2013)

Tras comentar respecto del impacto de los auspicios, fue consultado sobre su proceso creativo, cómo comienza una nueva obra, cuál es su primera aproximación.

Al respecto comentó que: “El proceso creativo tiene mucho de mentira y de verdades, porque hay recursos estéticos a los que uno recurre, son comodines que uno va ocupando en el proceso. Yo trato de llegar con un esquema estructural, una composición general, con algunas ideas del sector donde voy a intervenir. Por ejemplo, si te toca pintar en un país que tu no conoces, ¿cómo puedes llegar a hacerte una buena idea entonces? Por eso hay que tener de alguna forma una idea preconcebida, pero cuando estás ahí las cosas van mutando de acuerdo a la experiencia. Por eso siempre intento hacer murales en los que me demore al menos 10 días y ojalá pasar el mayor tiempo posible en los lugares porque te empiezas a enterar de las cosas que ocurren en el lugar, siempre dejo abierto el espacio para agregar historias dentro de la composición para que tenga más relación con el espacio que voy a trabajar. Es el sistema que me funciona a mi al menos. A veces uno tiene una idea y se da cuenta que esa imagen significa otra cosa en el lugar donde vas a pintar, se van leyendo códigos culturales”.

Lanzamiento libro “INTI” en GAM.

-Pregunta del público: Respecto de quienes están iniciándose en el arte, tomo lo que dijiste sobre no caer en trabajar en las agencias y más bien ejercer el trabajo artístico libre. ¿Cuál es tu consejo a la juventud que se quiere dedicar a su arte, quienes no tienen contactos, que no saben cómo llegar a ciertos lugares, que tienen ganas pero no saben cómo comenzar para armar proyectos? ¿Cómo perder el miedo?

Difícil aconsejar, todos tenemos que tomar nuestro propio camino, sobre todo en el arte. Si yo te doy un consejo tomarías el mismo camino y la gracia es que cada uno cree los propios. Si tienes algo en mente, entonces eres capaz de hacerlo, no es magia, ni una venta fácil esotérica. Si quieres hacer algo esfuérzate el doble y convence a las personas a tu alrededor que eres capaz de hacerlo. Recuerdo hace unos años queríamos hacer un mural grande con Horacio, escribimos muchos proyectos, presentamos a tres, cuatro, cinco entidades. Todos nos decían que no, que era una locura, nos decían que cómo se nos ocurría pintar algo de ese tamaño. Tuvimos que mentir al final y lo transformamos en verdad. Recuerdo pasearme por un montón de oficinas diciendo que todos nos estaban apoyando y no era cierto, pero no había otra manera. Y logramos convencerlos. Aunque no ganamos nada, solo perdimos plata en realidad pero lo hicimos y quedó el registro de que podíamos hacerlo, que éramos capaces. Y eso te da la posibilidad de avanzar. Si te quedas esperando que te regalen y te inviten con todo listo eso no pasará, hay que hacerlo porque te gusta.

-Pregunta del público: ¿Cuál es el valor de prepararse, leer y culturizarse, más allá de la experiencia?

No creo que sea necesario ser muy culto para producir arte, yo creo que hay que ser sensible. Pero te ayuda mucho estar informado sobre lo que pasa en el mundo, quienes te precedieron. Pero hay muchas personas que producen sin tener conocimientos, tienen la capacidad de leer lo que ocurre, la sensibilidad. Solo ver series de Netflix es cultura igual, cultura de mierda pero es cultura. O sea Andy Warhol, por ejemplo, yo no lo admiro para nada como persona ni lo que representa, pero él logró ser representante de lo que acontecía en ese momento en su país. El valor que tiene es la capacidad de representar ese momento. No creo que sea solo a través de la lectura, yo no me considero un gran lector, mi mayor inspiración es la música. No hay nada que me emocione más que escuchar una buena canción. Veo los cuadros y me aburre, en un museo la técnica es lo único que veo. Todo lo veo con los ojos de la disciplina. En cambio la música me inspira.

-Pregunta del público: Sobre el financiamiento y cómo esto puede influir en la obra. ¿Crees que puede perjudicar el movimiento?

Siempre el dinero termina mandando, pero se generan diferentes corrientes. He visto en países donde el street art ha crecido tanto que hay quienes consiguen trabajar para las marcas vendidos completamente, si hay que ocupar el 10% del mural con la marca lo harían. Por ejemplo, en este caso yo conversando con Esteban (Galería Lira), sé que él un gestor que entiende que eso yo no lo haría. También están otros que van a estar siempre en el underground y con un trabajo de muy buena calidad pero no están dispuestos a exponerse. No todo el movimiento se va a ir hacia un lado sino que se van a generar diversas corrientes dentro del mismo movimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s