Moda
Dejar un comentario

Coréon Dú: artista queer africano y defensor de los derechos LGBTQ [Entrevista]

Coréon Dú es un artista queer africano y defensor de los derechos LGBTQ. Destaca en su carrera y personalidad sus múltiples facetas, es diseñador de vestuario, cantante, cazatalentos, guionista y más. Recientemente estrenó su nuevo videoclip “Ne Me Quitte Pas”, dirigido por Gilad Sasporta (productor nominado dos veces a los International Emmy Awards).

Entre muchos detalles, Coréon Dú ha enfatizado su esfuerzo en el posicionamiento de temáticas complejas en su continente de origen como la lucha LGBT y la participación de modelos africanas en el mercado mundial de la moda. Un ejemplo de esto es Maria Borges, primera modelo africana en la portada de Elle; y Roberta Narciso, una de las primeras modelos africanas que ha trabajado para grandes marcas de moda, como Valentino y Prada; también la estrella en auge Blesnya Minher (Calvin Klein), y Amilna Estevao (Tom Ford y Bailman).

Coreón adoptó el estilo cosmopolita ya que, aunque nació en Angola, a los 11 años se fue a vivir a Estados Unidos junto a su madre.

Actualmente, se encuentra promocionando su documental de moda y estilo en África “Bangaologia, The Science of Style” y su nuevo disco “The Love Experiment” (2018).

Coréon Dú vive entre Los Ángeles, Portugal y Angola. Sin duda, tiene un alma inagotable. En SourMagazine conversamos con el artista mientras se encontraba de vacaciones en España.

-¿Desde pequeño tenías interés por las artes?

Yo cuando era pequeño pensé que iba a ser artista de musicales, pero desistí de ese sueño cuando llegué a la universidad a estudiar publicidad en Estados Unidos. Luego pensé que iba a ser contador o algo así y el cambio era muy fuerte. En 2002 se acabó la guerra civil y pude retornar, entonces cuando me tomaba mis vacaciones de verano, allá en Angola era invierno y mis primos estaban trabajando, me quedaba mucho tiempo libre, así empecé a trabajar con ellos, mi tía tenía un restaurante y mi tío un club nocturno, donde aprendí un poco de PR, comencé como asesor de estilismo en algunas obras de mi país, y desde ahí inició mi relación con el mercado Angolí desde lo creativo. Después de la universidad me devolví a Angola y comencé a trabajar en un banco, entonces ahí me di cuenta que eso no era lo mío y decidí involucrarme en la industria creativa, abrí mi empresa de publicidad el año 2006.

-¿Por qué decidiste volver a Angola?

Yo pasé el inicio de mi infancia en Angola y nuestra salida del país no fue por opción, mi madre nos saco porque había un conflicto militar. Yo sentía que no pertenecía a ningún lugar. El tiempo que estuve en Europa fue muy complicado por xenofobia y racismo, en Estados Unidos también porque soy negro pero no afroamericano, además tenía tenía cultura latino ibérica eso era muy complejo de comprender y por eso me sentía fuera de lugar. Cuando me empecé a comunicar con personas de Angola me sentía confortado y cuando iba para allá me sentía en casa, entones cuando salí de Estados Unidos para trabajar, preferí volver a Angola para reconectarme con mis raíces y mi cultura aunque yo no sabía cuánto tiempo me quedaría allá, entonces fue un desafío personal, conocer mi propio país y por eso me quedé.

-¿Cuál fue el primer hito de tu carrera que transformo todo?

Hay varios momentos ya que fue algo muy progresivo, desde mi primera experiencia como asistente de diseñador o como trabajador en alguna agencia de publicidad en Estados Unidos. Uno de los momentos más importantes de mi carrera artística fue en la universidad, que sentí una aproximación al mundo musical, participé en el coro universitario y el coro de Boston, tuve la oportunidad de actuar junto al coro de gospel de mi universidad en un festival de Jazz, desde ahí me invitaban desde Angola a trabajar para compañías o labores artísticas, como crear el vestuario para una telenovela, después hacia pequeñas actividades con amigos y luego marcas grandes como Coca-Cola me contrataban para publicidad y demás, todo esto me fue motivando para enfocarme de tiempo entero en el mundo creativo.

-¿Hay un factor que se repite en tu trabajo sobre el respecto de los DD.HH y las comunidades LGBT?

Me crie en un país (Estados Unidos) donde la cultura es muy diferentes a la africana, como por ejemplo el valor y respeto a las personas de tercera edad. En África tenemos una valoración especial por los ancianos, y en la cultura occidental es al revés, se valora la juventud y no a los mayores. Entonces cuando yo llegué a mi país pensaba que debía existir un equilibrio entre estas dos, en mi trabajo promuevo el respeto a los mayores ya que estos son los que nos enseñan nuestra cultura y al mismo tiempo si no existe una línea de comunicación entre estos dos mundos, los jóvenes tampoco aprenderán nada. En otro foco mi madre es feminista y siempre ha luchado por los derechos de la mujer, ella es abogada y fue maestra de la universidad (todavía) y hace trabajo para el desarrollo de la mujer en el mundo, porque la educación para ella es muy importante y nos transmitió esos valores. La educación que yo recibí es que todos somos iguales y en el desarrollo de la persona siempre debe haber una educación desde el respeto por el otro, por la opinión o la existencia de cada uno y eso como artista es un gran motivador.

-Esto se puede ver en tu trabajo, donde gestionas que mujeres africanas estén activas en moda internacional, o las telenovelas que has escrito que defienden los derechos LGBT.

Sí, eso es muy importante, por ejemplo cuando empecé mi trabajo con modelos, fue un poco polémico en mi país. Las creencias religiosas o la concepción de que el cuerpo de la mujer debe pertenecer a su “marido” o a su “padre” y por otro lado en los países africanos el tema de la imagen física es un poco al revés, la gente “delgada” no es considerada bella, la belleza está en las curvas. Entonces para mí fue una herramienta que me ayudó a promocionar mi idea a la juventud. Independientemente el cuerpo que tengas, el status económico o lo que sea, cada persona puede triunfar en lo que sea con talento y perseverancia, modelos, científicos, deportistas, médicos, lo importante es saber que cada uno tiene valor y talento y puede soñar.

En la primera novela que escribí, en co-producción con Portugal, me involucré en porque era la primera vez que el elenco de la teleserie era multiracial en la televisión de ese país. Históricamente, los integrantes de teleserie eran estereotipos europeos y cuando agregaban a un asiático o africanos eran estereotipados. “Vuelo Directo” se llamaba la telenovela. Cuando volví a Angola unos años después, pensé en lo importante que es entregar un mensaje a a gente ya que, al igual que en Latinoamérica, la telenovela es un ritual en mi país, entonces la gente se sienta con sus familias a verla y cuando esta termina se comenta generando un impacto social. A la gente le gusta discutir, lo que vio y bajarle esa información a sus hijos o amigos, compañeros de trabajo, que siempre comentan que pasó en la telenovela y creo que ese tipo de conversación me interesaba porque entendí que el entretenimiento puede ser llevado al diálogo social, como la violencia doméstica contra niños y mujeres, la violencia a las comunidades LGBT, los derechos reproductivos. Esto lo introducía de manera interesante, una trama dramática con suspenso. Yo tuve una vida muy multicultural, esto no es muy común en los productos televisivos en países africanos, donde lo multicultural no es político.

-¿Cómo fue pasar del mundo de la televisión al mercado de la moda internacional?

La moda fue algo completamente accidental, cuando volví a Angola hacía fotos para campañas promocionales y/o televisión, además componía música. Entre estos trabajos estéticos y musicales, me preguntaban quién me vestía o dónde podían conseguir mi ropa y desde ahí nació mi marca “WeDú” que es ropa unisex y urbana, muy cómoda. Agradezco el apoyo de una red de tiendas de Luanda y países vecinos que distribuyeron mi ropa.

Con las modelos fue otra historia, partió en una conferencia de publicidad en Angola, yo era productor de un workshop y entre los invitados había una persona socio de la agencia Elite quien quería reclutar modelos en África y como yo tenía que hacer mucho casting para mis campañas, lo podía ayudar a seleccionar modelos, desde ahí el 2010 seguí con eso, como vi que había la posibilidad de proponer personas de mi país para cumplir su sueño de trabajar en el mundo internacional de la moda, empecé a hacer estos casting mucho más dirigido, donde fue un complemento en mi trabajo y hoy en día es parte de mi trabajo, pero el inicio de todo fue algo muy orgánico.

-Cuéntame un poco sobre estas modelos que has apoyado.

Estoy muy orgulloso de todas ellas, fue un trabajo que comencé entre 2009 y 2010, algunas de las chicas que fueron las primeras en los casting, son estrellas hoy en día y otras que ya son parte de la nueva generación que también son influencers como Alécia Morales de Cabo Verde o Blésnya Minher, de la provincia de Lunda Norte en Angola, debutó en la campaña Primavera / Verano 2017 con Valentino, seguida de un contrato exclusivo con Calvin Klein que finalizó la primavera de 2018. Son sorpresas muy agradables, me quedo muy contento que tuvieran esa posibilidad, porque ellas tenían la cara, la disciplina pero solo les faltaba la oportunidad y la información, porque muchos países en desarrollo necesitan la información sobre cómo es la industria o cómo prepararse para los desafíos y luego la oportunidad de presentarse. Personas representantes de marcas en Tokio, New York o Milán puede que nunca tuvieron la oportunidad de presentarles a estas chicas africanas, porque normalmente no se van hasta ahí. Mayoritariamente van a África a safaris o turistas.

-¿Cómo es tu proceso de búsqueda de talentos?

Depende, yo vengo de un Background de producción, entonces cuando hacía búsquedas para personajes o lo que fuese me iba a la calle, playa, festivales y siempre lo complementaba con castings. La mayoría de talentos que encontré fue en búsquedas de calle o gente que me contacta, porque es muy importante contactar con las familias de los modelos para ver si ellos los apoyan o no, porque ahí está la cultura africana donde la opinión de los mayores es importante, entonces veo que tiene mayor éxito los modelos que tiene el apoyo moral de sus familiares. Es una profesión que requiere mucho sacrificio, donde te preparas uno o dos años y luego partes a un país que no hablas el idioma, que la cultura es completamente distinta, entonces esa parte es muy importante, yo y mi equipo siempre les damos bastante apoyo pero su núcleo familiar siempre es importante, porque la gente piensa que uno parte hoy y mañana es Naomi Cambell, entonces esto lleva tiempo, disciplina y una estrategia profesional.

-Ahora estás promocionando un disco y un single. ¿Cómo va este proceso?

Sí, tengo mi disco “The love experiment” en todas las plataformas digitales y el video que está listo, es muy significativo para mi. Es preguntarse ¿qué es el amor? Está dedicado al amor y sus distintas fases, hablar un poco sobre relaciones tóxicas y cómo afecta en las vidas de las personas y esta canción trata de plantearse el punto de vista de alguien que ha maltratado a su pareja pero no quiere que su pareja lo deje, se arrepintió y dice que las cosas pueden cambiar. Hice un video que exprimía el mensaje y la interpretación propia a través del baile que es algo que me encanta. Hay momentos de tensión, armonía, conflicto y esa es como la turbulencia psicológica de cuando tenemos una relación tóxica, que una relación romántica puede ser con un amigo o un familiar, que su presencia puede no ser positiva y cómo lidiar con eso. Es parte de la vida de todos pero al mismo tiempo es algo que ha mucha gente no les gusta comentar o exteriorizarlo, entonces es una conversación que debemos tener con nosotros mismos y con la persona que queremos.

-Tu marca tiene también una estética diversa y unisex. ¿Qué tal el proceso actual de WEDU?

La marca esta en plataforma Online, acabo de abrir mi E-commerce wedufashion.com, donde presento la estética que me gusta y que veo cómoda. Luego mezclarlo siempre con inspiraciones africanas e ibéricas, traer un poco de mi origen cultural y elementos visuales en ella, pero siempre que sean cómodas y Unisex. El concepto de la marca siempre fue esa, ser unisex, me contactaban hombres y mujeres que querían vestirse como yo y seguían mi trabajo, entonces adopte una línea unisex en mi trabajo.

-¿Trabajas con artistas africanos para las ilustraciones presentes en WEDU?

Normalmente hago yo las ilustraciones y mi equipo es muy multicultural, unos son sudafricanos, otros europeos y otros de Latinoamérica, por eso estoy muy agradecido de tener la oportunidad de compartir ideas con personas en lo multicultural y de aprender de ellos también.

-¿Dónde se pueden conseguir tus diseños?

Tenemos una colección cada año, la última fue primavera verano 2019 que está entrando en línea. Puedes encontrarla en tiendas de Angola y New York, pero siempre lo puedes encontrar en la tienda Online.

This entry was posted in: Moda
Tagged with: , , ,

por

Directora Sour Magazine. Periodista amante de la cultura y las artes. Durante más de 8 años trabajó como editora periodística en el área de Estilo de Vida de Betazeta, con gran alcance internacional. Cree firmemente en que la democratización y desarrollo del arte nos garantiza una transformación social. En Instagram: @Dleigthon. En Twitter: @Dleigthon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s